Creado por @AuroraGarrigos

4-La anticipación con historias sociales, nuestra mejor opción

Historias Sociales |

LA ANTICIPACIÓN DE LOS ACONTECIMIENTOS 

En más de una ocasión se ha expresado que las personas con Asperger o TEA tienen una especie de ceguera mental. Parece un término bastante aclaratorio, dado las circunstancias, a pesar de lo complicado que se nos puede antojar esta definición, por el hecho de no ser algo palpable o evidente para nosotros. Pero si nos vamos por un momento a las necesidades de las personas con ceguera física, tal vez nos ayude a comprender mejor el punto que vamos a tratar en esta lección y que es ?La prevención o anticipación de los acontecimientos?. 
Una de las imperiosas necesidades de las personas que están privadas de visión física, es saber qué hay más allá de su bastón. Solo tenemos que cerrar un momento los ojos e intentar movernos por una habitación para comprender esta imperiosa necesidad, por la gran desazón que genera no saber qué hay dos pasos más allá de donde nos encontramos. También podemos observar, rápidamente, el porqué de la enorme prudencia que, de pronto, nos ha entrado a la hora de avanzar tan solo unos metros más allá. Se nos hace, por tanto, muy palpable experimentar por unos segundos con los ojos cerrados las sensaciones de angustia, miedo, torpeza, ansiedad, impotencia o desesperación que se puede llegar a sentir si estuviésemos privados del sentido de la vista. 

Una vez metidos en esta sensación, vamos a tratar de llevarla al terreno mental, para intentar comprender mejor a las personas con TEA que, si bien pueden ver con sus ojos físicos lo que se genera a su alrededor, como las situaciones, los gestos y expresiones ajenas, para muchas de estas situaciones, gestos, normas o expresiones, muestran una ceguera mental cuyo resultado es la incomprensión; dando paso a sensaciones tales como la angustia, el miedo, la torpeza, ansiedad, impotencia o desesperación en el peor de los casos, que son, precisamente, las mismas que cualquier persona privada de vista puede llegar a experimentar ante situaciones desconocidas. Lo que les lleva, a su vez, a moverse a un ritmo más pausado o moderado en muchos de sus aprendizajes, necesitando, por nuestra parte, una ayuda extra, que se base en nuestra empatía y en la verdadera intención de comprender esta gran dificultad que les impide, en demasiadas ocasiones, expresarse como el resto de personas. 

Es por eso que, al igual que las personas invidentes requieren un previo reconocimiento del terreno, para saber qué van a encontrar más allá de su bastón, al aventurarse solos por la calle. Las personas con TEA precisan de ese mismo bastón visual que les anticipe o prevenga lo que va a acontecer. 
Las normas, las bromas, las frases con doble sentido o las ironías son incomprensibles para las personas con TEA. El lenguaje corporal y los gestos de sus interlocutores son verdaderos jeroglíficos a resolver para ellos, cada día y en cada momento. Por tanto, se pierden demasiadas veces entre un sinfín de señales que no entienden y para las que nadie les avisa o previene con antelación. 

Para evitar que esto suceda, una de las más efectivas y rápidas opciones que tenemos es la de anticipar y planificarles visualmente todos los acontecimientos que van a acontecer en sus vidas o los que consideremos más necesarios y oportunos. Algo complicado para nosotros, ya que las características de las personas neurotípicas, no suelen contemplar esta opción de forma natural sino que han de hacer un esfuerzo para llevarla a cabo cada día. Lo que conlleva, desgraciadamente, que antes o después nos cansemos de hacer estos trabajos para ayudarles. Sin embargo, la incomprensión que rodea a nuestros niños y niñas con TEA, ante estas situaciones, genera una reacción negativa por parte de los niños, que de no prevenirla, vamos a tener que sufrir, sí o sí, requiriendo un esfuerzo mayor por nuestra parte, sin olvidarnos del sufrimiento que esto también genera en los niños. Llegados a este punto, solo nos queda elegir entre el esfuerzo que supone preparar los trabajos que requieran para anticiparles las cosas o sufrir el tremendo desgaste emocional, familiar o profesional, que implicarán las consecuencias de no anticiparles lo que van a vivir. 

De esta manera podríamos hacer algunos trabajos básicos que les anticipe lo que va a pasar en ciertas situaciones que sabemos vivirán antes o después. Lo que yo llamo "Historias Sociales Activas" Ed. Psylicom (2010) son un modo sencillo y rápido de anticiparles los acontecimientos. En la página dos tenéis un sencillo ejemplo, junto con una anécdota personal. Y un enlace a otro ejemplo en mi blog:
www.ayudandoamihijoacomprenderelmundo.blogspot.com

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

PREGUNTAS DE LA LECCIÓN

¿Qué otras situaciones podríamos anticipar a los niños, jóvenes o adultos con TEA?

¿Por qué necesitan de la anticipación los niños, jóvenes o adultos con TEA?

VOLVER

PICTOQUIZ

1 / 0

VOLVER
PREGUNTAS (2) DOCS (3)

Compartir en

Nº Visitas a la lección

1017