Creado por @Hipatia

LA FUNCIÓN DE RELACIÓN: LOS SENTIDOS

Biología y Geología | 3º ESO

MANTENIENDO EL EQUILIBRIO

El oído también influye a la hora de mantener el equilibrio.

Los compartimentos del vestíbulo (utrículo y sáculo), informan de la posición de la cabeza en relación con el suelo. Sobre las células sensoriales ciliadas se hallan unos pequeños cristales de carbonato de calcio, llamados otolitos. Cuando inclinamos la cabeza, estos cambian de posición, y afectan a los cilios, de modo que las células generan impulsos nerviosos que, en este caso, llegan al cerebelo, permitiéndonos así mantener el equilibrio.

Los tres conductos semicirculares están rellenos de un líquido. En uno de sus extremos, cada tubo contiene las células ciliadas. Si la cabeza hace un giro de rotación, el líquido se desplaza dentro de estos canales y mueven los cilios. En consecuencia se generan impulsos nerviosos, que son enviados al cerebelo, el órgano que proporciona la sensación de movimiento en tres dimensiones.

El mareo se debe a contradicciones en nuestra sensación de equilibrio: damos vueltas sobre nosotros
mismo y cuando paramos el líquido de los canales sigue girando pero nuestra vista dice que estamos
quietos. Por eso en el coche es mejor mirar por la ventana que a algún punto fijo.

PREGUNTAS DE LA LECCIÓN

VOLVER

PICTOQUIZ

1 / 0

VOLVER
DOCS (2)

Compartir en

Nº Visitas a la lección

101134